Morgana Vatori
Scortum

22.11.10

Salvador Sostres II

Una conversa privada


“No faré grans comentaris sobre el vídeo que ahir es va fer públic perquè era una conversa privada que ha estat robada i exhibida, i entenc que això és inacceptable. També crec que el contingut de la conversa no té cap importància, tot i que això és secundari i molt menor al costat del fet principal que ningú no té dret a ficar-se en les converses ni en la vida dels altres. La difusió que se n’ha fet em sembla lamentable, tant per fer el joc als qui fan aquest tipus de coses com per l’escàndol que ha causat una normalíssima conversa entre amics, insisteixo que privada i en el to que es tenen aquesta mena de converses privades, sobre els tipus de cossos que ens agraden o ens deixen d’agradar. L’esquerra mediàtica espanyola i catalana ha d’anar molt escassa si aquesta és la seva manera de buscar notorietat. Estic acostumat a servir de mirall de tanta indigència moral i intel•lectual. “


Traduzco para los que no entiendan el catalán y/o pasen olímpicamente de perder su tiempo en leerlo en dicha lengua. Me lo he leído por encima y creo que se entiende todo bien, pero bueno, así aprovecho y practico mis dialectos.


No haré comentarios sobre el video que ayer se hizo público porque era una conversación privada que ha sido robada y exhibida y entiendo que es inaceptable. También creo que el contenido de la conversación no tiene demasiada importancia, al margen de ser secundario y mucho menor al lado del hecho principal que es que nadie tiene derecho a meterse en las conversaciones ni en la vida de los demás. La difusión que se ha hecho es simplemente lamentable, tanto por seguir el juego a quien hacen ese tipo de cosas como por el escándalo que ha causado una conversación normal entre amigos, insisto que privada y en el tono que se tienen esas conversaciones privadas, sobre el tipo de cosas que nos gustan o nos dejan de gustar. La izquierda mediática española y catalana tiene que andas muy escasa si esta es su manera de buscar notoriedad. Estoy acostumbrado a servir de “espejo” de tanta indigencia moral e intelectual.


Antes de contestar, si alguno de ustedes sabe decirme qué traducción puede darse a “mirall” en la última frase le agradecería que me corrigiera: sinceramente, no creo que se traduzca como espejo en este caso.


Respondo:


1.- Tienes razón, es una conversación privada que no ha de hacerse pública. Las personas no tenemos por qué escuchar tu mierda.


2.- No seguimos el juego a quién hace ese tipo de cosas, en este caso en concreto, criticamos al que difunde y criticamos al que genera que, además, es el enfermo.


3.- Por Dios no es una conversación normal entre amigos. Como ya hemos apuntado por aquí la conversación normal habría consistido en un comentario desfasado e insultos de tus compañeros, si consiste en muchos comentarios desfasados empiezas a generar asco entre los que te escuchan y pasa a ser una conversación repugnante de un cerdo con personas que no tienen los huevos a echarle de la sala.


4.- Si la conversación trata, como reconoces en tu horrible texto sin puntos y aparte, de las cosas que te gustan y te dejan de gustar, definitivamente eres un ser repugnante con el que debe tenerse cuidado. Tus alusiones a la santidad y a la crema dotan a tu gusto por las jovencitas cierto aire de pederastia (salvando las distancias: procuro ser cero demagoga).


5.- No se cómo andará la izquierda española (incluyo la catalana en española, si no te importa), pero sí se como andamos los ciudadanos de a pie (digo los rojos, los azules, los verdes, etc) y estamos asqueados.

4 comentarios:

Hundra Bor.bone dijo...

6. No era privada, había nada menos que un colegio de niños delante. Niños de los que hablabas obscenamente, y que tenían que corromper su alma escuchándote. A mí me hubiera generado un trauma escuchar eso de niña.
completamente de acuerdo con todo.
salud

Michel Poiccard dijo...

Estoy contigo en todo, pero además en lo que dice Hundra(la accesión de ese punto 6 añadido por ella). Según él había una "ONG", osea que encima de degenerado un racista, espero que no le parezca poco. Y lo peor de todo que encima ahora es una conspiración de izquierdas contra él. A mi me da igual si es una conspiración o no, lo que me importa es que tengamos que tragarnos su mierda.

Flaura Ponte dijo...

Muy bien dicho Morgana, ni una palabra que añadir.
Asco no, lo siguiente.

Morgana Vatori dijo...

Tenéis razón chicos, me ha parecido tan fuerte lo del olor a santidad que siempre que hablo del tema paso por alto la cuestión de los niños (tanto su presencia como el racismo del señor este que parla).

Lo dicho, Flaura, espero no tener que volver a hablar del tema... aunque todos sabemos que lo haré.