Morgana Vatori
Scortum

19.10.10

Hermosura que me abandonas

La belleza es algo tan etéreo, tan personal, tan intangible y destructible que, en mis momentos de cordura, pienso que no merece la pena sufrir por ella.

Tempus fugit, que dice la máxima. Y con él la vida, las oportunidades, los sueños y, como no, la hermosura de la que hablamos se va.
...

No soy estúpida. Me caracterizo por ser una persona inteligente, soy tan lista que soy consciente de que mi salud mental y sus crisis dependen de cómo despierte cuando me recupere, depende de cómo me levante cada mañana desde ese día en adelante y soy tan variable que preveo días de absoluta soledad, autodestrucción y amargura, del mismo modo que puedo augurar días de claridad, belleza y orgullo.
....

Demasiado riesgo es el que corro dejando mi futuro en manos de mi personalidad.
....

Puede que las lágrimas que acaban de recorrer mi rostro no sean más que el fruto de una ansiedad acumulada, pues la gente que me conoce sabe como soy y presumo de serlo. No temo ni al dolor, ni al sufrimiento. Me sentaré a esperar a que el día llegue y transcurra, sufriré lo que deba y comeré lo que me pongan. Creo que un bisturí no acabará con mi autoestima.
....

Creo.

4 comentarios:

Flaura Ponte dijo...

Really???

La belleza no sólo ha destrozado mi vida (eso es mentira, seguro que la culpa no es suya) si no que además es una gilipollez extrema en la que tú no tienes ningún mérito.

Pero con 24 años he sido incapaz de asumir que no soy guapa. Soy tan lista y tan racional y me expreso tan bien y formulo con tanta facilidad argumentos sólidos y los defiendo con pasión y respeto, y sabía citar a Dostoivsky y a Kavafis y escribía tan bien y tenía un humor tan irónico y era tan sabia y tan madura intelectualmente y además iba a llegar lejos estudiando.

No hay nada para mí. Belleza, belleza y belleza. Ni siquiera delgadez. Preferiría pesar 5 kilos más y tener una cara bonita.

Dantonmaltes dijo...

Ya se te pasará.
Y lo peor es que lo echarás de menos.
Disfruta de esas oscilaciones.

hundra lunaire dijo...

con la venia:
estoy de acuerdo con lo que comenta Flaura sobre la importancia del rostro. Es cierto que la belleza para mí se encuentra a primera vista ahí. No suelo mirar a chicas de tipazo, a no ser que su indumentaria sea preciosa a mi gusto, si no que más bien me quedo con los rostros. Hay rostros tan hermosos... Marilyn, 1,62 de altura, llegó a pesar 62 kilos y también llegó a pesar 53 (murió con ese peso). ¿y la edad? marilyn con 35 estaba estupenda. Angelina Jolie Jennifer connely, con 38, y apuro: Marlene Dietrich, gran icono mío, despertó mi gusto por las mujeres ancianas y elegantes a raiz de verla con 80 años cantando Lily Marlen en un homenaje antes de morir. Adoro las arrugas de Geraldine Chaplin, me encanta verla haciendo de Señora sofisticada y misteriosa en el cine de terror (80 años). La belleza puede no irse jamás. Está a fin de cuentas en la personalidad, y un rostro puede tener mucha personalidad sin dar los canones. Greta Garbo, Marlene, Cristina Ricci, Britany Murphy... Hay tantos rostros enigmáticos, espeluznantes, extraños, dulces, agresivos. Todos abrasan mi mirada. La mujer más descanonizada que conozco: Diamanda Galas, un rostro ¿feo? un rostro para morirse contemplándolo, lleva en sus ojos una espiral de muerte que congela la sangre.
La delgadez sin embargo sigue cautivándome.
Por cierto, creo que me he enamorado de Lady Gaga.
a. s. p. D. (método abreviado codifiado de despedida para la directora del blog)

Gha dijo...

Creo, en mi humilde opinión, que es ir acostumbrándose, aceptándose como es uno mismo. Siempre que se mira para atrás se ve uno feo. Pero igualmente, no todo el mundo tiene lo mismos canones de belleza.

ejemplo de mi mismo: a mi una mujer que rebose intelectualidad (no me refiero a despotismo) añade una gran parte a la belleza de ella misma.

Pero igualmente, la verdad, es que uno se obsesiona con la belleza, muchas veces es en lo único en lo que piensas, te miras tantas veces al espejo ... ( como si lo que se fuera a ver en él fuera a cambiar). Mi obsesión, siempre ha sido el pelo. Por dios que no se caiga o me muero... De hecho llevaba últimamente varios días pensando en una cifra 3000 euros. ¿Por qué? Porque es lo que vale unos microinjerto capilares, el mismo tema siempre en la cabeza ... obsesión. Correr, abdominales, ejercicio todos los días, alimentación equilibrada ... pero el pelo ... 3000 euros (todavía no se me ha caido, pero tendré que tener siempre ese dinero en banca por si acaso ...)Un ciclo constante en la cabeza.

Para Laura: no te preocupes, la intelectualidad es algo que no todo el mundo tiene tampoco, que parece fácil de adquirir (para la gente que normalmente la cultivamos a diario), pero no es tan fácil. Y la belleza, la belleza es relativa, pero también obsesiva.

Saludos